SEGURIDAD

En Santander Consumer Finance contamos con los siguientes sistemas y protocolos:

  • Una clave de acceso personal e intransferible te permitirá identificarte a través de internet.
  • Servidores que utilizan certificados emitidos por Verisign para realizar comunicaciones seguras y cifradas.
  • Páginas https a través de las que se realiza el tráfico de información comprobando el certificado de nuestra web
  • Servidor de Tecnología Segura, a través del cual se realizan todos los accesos a nuestra web y que cumple los requisitos de autentificación, protocolo de encriptación SSL y la integridad de datos.
  • Una plataforma dotada de medidas de seguridad redundantes, como cortafuegos, sistemas de detección de intrusiones, antivirus etc.

Tenemos registrados los siguientes dominios cortos para enviar SMS´s a nuestros clientes, que redirigen a esta web:

  • scf5.net
  • sces.es

 

Consejos de seguridad:

Phising: Correos que parecen proceder de fuentes fiables pero en realidad nos conducen a páginas para el robo de información.

o   Objetivos:

  • Apoderarse de la información personal que introducimos en la web maliciosa.
  • Suplantarnos en redes sociales y otros servicios de Internet.
  • Robar nuestra información bancaria para conseguir nuestro dinero.

o   Consejos:

  • Comprueba que la URL o dirección de la web que visitas es la que dice ser.
  • Desconfía, los bancos nunca solicitan datos personales por correo electrónico.
  • No utilices el enlace adjunto al correo. Si quieres acceder a esa web, utiliza el buscador o tus marcadores guardados.
  • Rechaza de forma sistemática cualquier correo que solicite facilitar datos.

Scam: Correos electrónicos con cualquier tipo de engaño que pretenden estafarnos.

o   Ejemplos:

  • Falsos premios de lotería abonando una pequeña transacción económica.
  • Herencia millonaria a la que solo accederemos tras el pago inicial de una cantidad.
  • Ofertas de trabajo que requieren un desembolso inicial.
  • Supuestas acciones caritativas que nos solicitan colaboración.

o   Consejos:

  • Desconfía de los correos no solicitados que ofrecen cualquier tipo de ganga.
  • Busca información en Internet para conocer opiniones y consejos de otros usuarios.
  • Informa y denuncia si has sido víctima de la estafa.

Malware: Atención a los correos no solicitados con archivos adjuntos. Si los ejecutamos podemos ser infectados con algún tipo de virus.

o   Objetivos:

  • Robar nuestros datos personales, incluidas las contraseñas.
  • Utilizar nuestro equipo como emisor silencioso de correos electrónicos, conteniendo o no malware.
  • Capturar las pulsaciones del teclado, imágenes de nuestra pantalla y de la webcam para enviarlas al delincuente.
  • Robar y compartir la información de nuestra agenda de contactos.
  • Borrar y modificar archivos de nuestros equipos.

o   Consejos:

  • Desconfía del adjunto aunque aparente ser inofensivo.
  • En general, no descargues ni abras nunca los archivos adjuntos que llegan en correos no solicitados.
  • Algunos correos no contienen el adjunto, sino un enlace que nos lleva a su descarga.
  • También los amigos pueden enviarnos malware si han sido infectados.

Spam: Es el correo no deseado o “basura” enviado masivamente, con fines publicitarios.

o   Ejemplos:

  • El más frecuente es el publicitario, normalmente de un usuario desconocido.
  • Servicios de información a los que nos suscribimos en el pasado pero que hoy carecen de interés.
  • Procedente de nuestras propias redes sociales a modo de notificaciones.

o   Consejos:

  • No contestes al spam, pues lo utilizarán para confirmar que tu correo es válido.
  • Evita escribir tu dirección en páginas públicas de Internet: foros o comentarios de blogs.
  • Si es una suscripción, utiliza la opción que suele venir al pie del mensaje para cancelarla.
  • Configura adecuadamente la sección de notificaciones de tus redes sociales.

Hoax: Son bulos o noticias falsas con contenido impactante que suelen ser distribuidas en cadena por sus receptores.

o   Ejemplos:

  • Promesas de felicidad y riqueza al reenviar el correo.
  • Historias irreales pero creíbles que se convierten en “leyendas urbanas”.
  • Llamamientos a la solidaridad solicitando trasplantes o donaciones de sangre.

o   Consejos:

  • No lo reenvíes, rompe la cadena.
  • Ante la duda, busca información en Internet.
  • Si alguien te lo envía, hazle ver el error.